Libro de estilo con perspectiva de género

El fenómeno más frecuente en el uso sexista de la lengua es el abuso del llamado masculino genérico. El catalán es una lengua con marca de género y la utilización del masculino genérico, además de despertar ambigüedad y confusión, frecuentemente convive con un androcentrismo lingüístico que confunde el masculino con lo universal. Por esta razón, las recomendaciones para un uso no sexista ni androcéntrico del lenguaje insisten en la necesidad de buscar fórmulas alternativas, siempre que sea posible, al uso del masculino genérico, aunque este sea correcto desde el punto de vista estrictamente lingüístico.

La comunicación tiene el deber de mostrar la complejidad de nuestra sociedad, huyendo de los universalismos que invisibilizan parte de la población. De hecho, en el texto se encontrarán de forma transversal algunas referencias a la perspectiva LGTBI y un capítulo específico, como parte fundamental en este camino hacia un lenguaje más inclusivo y transformador.

000

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de estas cookies. Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies